NOTICIAS · 05 DE DICIEMBRE DE 2019

Apnea del sueño: ¿estamos en el punto de inflexión?

Los síntomas más notorios son la somnolencia diurna, el ronquido o alteraciones como la falta de concentración o la pérdida de memoria. Todo ello, junto con el riesgo cardiovascular que conlleva la falta de descanso, empeora la calidad de vida del paciente y genera elevados costes para los sistemas de salud.

La apnea del sueño se ha convertido en un problema de salud pública por su alta prevalencia y comorbilidades asociadas. A pesar de que se trata de una enfermedad diagnosticable y tratable, se estima que más del 70% de los pacientes que la padecen se encuentra sin diagnosticar.

Duerme bien, fortalece tu vida

El descanso diario es uno de los pilares fundamentales de la salud, junto con la alimentación y la actividad física. Cada día hay más personas que tiene dificultades para conciliar el sueño y, en muchas ocasiones, se debe a alguno de los más de 100 trastornos del sueño identificados. La apnea, junto al insomnio, es el más frecuente.

Entre las consecuencias de la privación del sueño podemos citar la diabetes, el ictus y un riesgo elevado de infarto. Y es que se ha demostrado que existe cierta asociación entre el índice de apneas/hipopneas (IAH) y los altos niveles de presión arterial de los pacientes que la sufren, Poniendo en manifiesto la necesidad de potenciar un aspecto fundamental en el cuidado de la salud al que a veces no prestamos toda la atención que debiera. Concientizar desde la atención primaria, incorporar los hábitos de sueño en la historia clínica del paciente e identificar los posibles grupos de riesgo, es el primer paso para hacer del descanso diario un verdadero pilar de la salud.

La tecnología al servicio del sueño

Uno de los principales retos en el abordaje de la apnea del sueño radica en la adherencia y el cumplimiento del tratamiento.  Debido a esta falta de adherencia existe un alto porcentaje de abandono de la terapia antes de empezar a mejorar sus parámetros clínicos.

Por ello, durante los últimos años, la tecnología ha centrado sus esfuerzos tanto en mejorar el diseño de los equipos de CPAP (presión positiva de aire continua), como facilitar a los pacientes, herramientas de seguimiento y monitorización para controlar su progreso en la enfermedad.

La motivación es una de las causas por la que los pacientes abandonan el tratamiento. Por eso, ya existen aplicaciones que permiten al propio paciente realizar un seguimiento oportuno de su evolución y compartir esos datos con su médico, lo que le motiva a cumplir con su tratamiento. Se ha demostrado que aplicaciones como esta mejoran la adherencia al tratamiento. Así, datos, tecnología y personas están conectados en tiempo real.

Los expertos en neumología afirman que la telemedicina y las herramientas e-health mejoran la atención a los pacientes de apnea del sueño y disminuyen el número de visitas a la consulta. El hecho de que los profesionales puedan telemonitorizar a sus pacientes con apnea les permite hacer una gestión virtual del tratamiento. De este modo, y en función de los datos recogidos, el médico puede cambiar los ajustes de presión, enviar notas a los responsables de la atención domiciliaria y realizar un seguimiento del paciente de manera segura, confiable y personalizada.

Además, no podemos obviar que el tratamiento de la apnea del sueño supone un consumo importante de recursos sanitarios y una atención continuada de las personas que la padecen. Por eso, es necesario involucrar a todos los niveles asistenciales, especialmente a la atención primaria, para que la apnea del sueño deje de ser una enfermedad invisible.

 

 

Quizá también te interese

Are cardiologists ready to combat COVID-19? Doctors at Milan (Italy) L. Sacco Hospital to use new imaging technologies in the fight against coronavirus

Ver Artículo

Philips recibe la aprobación de la FDA para el uso de su portafolio de ultrasonidos para manejar complicaciones pulmonares y cardíacas relacionadas con COVID-19

Ver Artículo

Andover y Erbe firmaron alianza para distribuir equipos quirúrgicos de alto estándar

Ver Artículo

El cuidado respiratorio dentro y fuera de casa

Ver Artículo