NOTICIAS · 20 DE FEBRERO DE 2020

El cuidado respiratorio dentro y fuera de casa

En Chile, existe un importante de número de personas mayores de 16 años que padece al menos un proceso crónico respiratorio, en algunos casos con daño pulmonar, disminuyendo la capacidad respiratoria y afectando notablemente la vida cotidiana de quien la sufre. El daño pulmonar es irrecuperable, y a medida que la enfermedad empeora, los esfuerzos del día a día, como subir unos cuantos escalones o incluso las actividades cotidianas como caminar algunas cuadras, pueden hacerse muy difíciles.

Si hablamos exclusivamente de las enfermedades respiratorias, hay millones de personas que padecen asma, más de 2 millones sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y muchos millones de personas más que sufren rinitis alérgica y otras enfermedades respiratorias crónicas que a menudo no llegan a diagnosticarse.

Aunque sus causas son prevenibles en la mayoría de las ocasiones, la prevalencia de enfermedades crónicas como la EPOC, la apnea del sueño, el asma, el síndrome de hipoventilación, la fibrosis pulmonar, la fibrosis quística o las enfermedades neuromusculares sufren cada año un crecimiento constante. Tal y como destaca John Frank, Business Leader de Philips Sleep and Respiratory Care“A nivel mundial, las afecciones crónicas están en aumento, presentando continuos desafíos en la atención sanitaria”.

Ante este reto, la conectividad de los servicios sanitarios se presenta como la principal herramienta y, en el caso de pacientes con enfermedades respiratorias, la adaptación de sus terapias al ámbito domiciliario es una de las claves en la mejora de su calidad de vida. En este sentido, “una y otra vez, hemos visto el impacto positivo que puede tener el cuidado a través de tecnologías que permiten conectividad, no sólo de los pacientes sino también en los prestadores de servicios y profesionales sanitarios”, añade Frank.

De este modo, aunque existen muchas razones por las que es necesario que las terapias respiratorias se adapten a las necesidades de los pacientes y a la evolución de la patología, una de las más importantes es realizar una transición sencilla y eficaz del cuidado del paciente desde el centro hospitalario hasta el domicilio.

¿Cómo podemos ayudar a una transición más sencilla en el cuidado del paciente respiratorio?

 

En la evolución natural del paciente con una enfermedad respiratoria crónica, es habitual que existan periodos entre hospital y el domicilio derivados de múltiples ingresos hospitalarios y visitas a urgencias. Esto impulsa a buscar tecnologías que se adapten a las nuevas necesidades del paciente respiratorio y que deben permitir, a través de los equipos de ventilación, determinados beneficios:

  • Adaptar la transicióndel paciente entre los entornos sanitarios de una forma más sencilla (ámbito institucional, del hogar y del transporte no urgente, como sillas de ruedas, vehículos personales o ambulancias).
  • Ventilar con el mismo equipo a un paciente tanto infantil como adulto.
  • Favorecer su fácil manejo a través de interfaces intuitivas para el profesional.
  • Monitorizar de forma remota los parámetros del paciente.
  • Facilitar su movilidad, sin necesidad de utilizar varios aparatos o demasiados cables.
  • Incrementar su autonomía.

Como factor añadido, los últimos equipos de ventilación del mercado presentan un tiempo de adaptación mejorado gracias a la capacidad de integrarlo en la vida diaria. Y aunque este tiempo siempre depende del paciente y sus características, lo principal es reducir al máximo el impacto en su calidad de vida.

De este modo, el diseño de soluciones sanitarias avanza hacia un cuidado y una atención sanitaria continuada, en los que el principal objetivo es mejorar la vida de las personas y la experiencia del paciente.

Desde la prevención, pasando por el diagnóstico, el tratamiento y hasta llegar a la atención domiciliaria, el paciente respiratorio debe poder continuar su terapia desde el hospital hasta su hogar con un mismo equipo y con la mayor comodidad posible. Y en este sentido, la posibilidad de utilizar un mismo equipo para ventilar favorece el cumplimiento de la terapia del paciente y le permitiendo normalizar lo máximo posible, su vida diaria.

Quizá también te interese

Distancia Social y Fisioterapia: ningún contacto gracias a dispositivos operador-independientes

Ver Artículo

Are cardiologists ready to combat COVID-19? Doctors at Milan (Italy) L. Sacco Hospital to use new imaging technologies in the fight against coronavirus

Ver Artículo

Philips recibe la aprobación de la FDA para el uso de su portafolio de ultrasonidos para manejar complicaciones pulmonares y cardíacas relacionadas con COVID-19

Ver Artículo

Andover y Erbe firmaron alianza para distribuir equipos quirúrgicos de alto estándar

Ver Artículo